Te presento a Yersinia!

Hola Carbonian@s,

Si el 2020 no estaba siendo ya un año difícil por la pandemia de Covid19, seguro que recientemente has leído que se han detectado casos de peste bubónica. Según ha informado la Organización Mundial de la Salud (OMS), se están supervisando de cerca estos casos detectados en China y la situación está controlada y no representa una gran amenaza.

Pero… ¿Qué es la peste? Es una enfermedad infecciosa causada por la bacteria Yersinia pestis. Es un bacilo gran negativo cuyo reservorio es principalmente roedores y carnívoros (perros, gatos, zorros) y su vector de transmisión es la pulga. La transmisión de esta bacteria puede ser por contacto directo, ingestión o mordedura del organismo reservorio o por la picadura del vector. Las grandes epidemias en humanos se han producido por pulgas de la rata (Xenopsylla cheopis) que han transmitido la infección desde una rata enferma a un humano sano por picadura. El bacilo de la peste se desarrolla en la pulga infectada, multiplicándose en su esófago y produciendo el bloqueo de su sistema digestivo, lo que ocasiona que el insecto realice repetidas tentativas por alimentarse picando a cualquier mamífero cercano y regurgitando las bacterias infectantes en la herida de la picadura que penetran de esta forma en los vasos sanguíneos y vasos linfáticos por donde la infección se disemina. Las pulgas infectadas solo viven entre 3 y 5 días, pero durante este periodo actúan como un vector sumamente eficaz de transmisión de la enfermedad. En algunas ocasiones se transmite de persona a persona por inhalación a través de aerosoles.

Si la bacteria coloniza principalmente el pulmón, se desarrolla una sintomatología respiratoria, neumonía, esputos sanguinolentos. En este caso es la denominada peste neumónica. Sin embargo, en la peste bubónica se ven afectados principalmente los ganglios linfáticos (axilares, cervicales e inguinales) produciendo escalofríos, hinchazón, fiebre, dolor de cabeza…Estos ganglios inflamados que adquieren normalmente un color azulado o negruzco se denominan bubones. Si la bacteria se disemina vía sanguínea por todo el cuerpo se denomina peste septicémica.

La peste negra se refiere a una de las pandemias más devastadora que ha sufrido la humanidad y que afectó a Europa en el siglo XIV. Debido a que en aquella época no había los medios diagnósticos y la investigación que podríamos realizar actualmente, no está claro qué tipo microrganismo lo causó realmente, pero la teoría más aceptada apunta a que el brote fue causado por una variante de Yersinia pestis. Además, debido a que en la Edad Media las no se llevaba a cabo el control y aislamiento de los pacientes y las condiciones de higiene y protección eran peores, se diseminó fácilmente causando la muerte de más de 20 millones de personas.

Por suerte, actualmente los avances en el diagnóstico y las pruebas de laboratorio permiten identificar el agente causante tanto de manera bacteriológica (cultivo microbiológico sobre sangre, exudados de ganglios) como inmunológica (mediante inmunofluorescencia en test serológico).

En cuanto a la prevención, es básico la eliminación de los reservorios de roedores y pulgas y combatir las pulgas en animales carnívoros domésticos. Si se administra rápido, el tratamiento con antibióticos también actúa de manera eficaz. Incluso existe una vacuna que puede administrarse en grupos de riesgo o personal expuesto.

Bueno amigos, hasta aquí la entrada de hoy, espero que os haya resultado interesante conocer más acerca de la peste y os espero en las siguientes carbonoticias.

Compártelo ...Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *