Te apetecen microorganismos para picar?

Hola carboamigos! Hoy quería hablaros sobre los probióticos en la alimentación. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la definición de probiótico responde a: “Microorganismos vivos que, cuando son suministrados en cantidades adecuadas, promueven beneficios en la salud del organismo huésped.” El término probiótico es de origen griego y significa “a favor de la vida”. Los microorganismos probióticos son bacterias y levaduras que sobreviven al paso por el tracto intestinal y producen efectos beneficiosos para la salud humana.

Como ya hablamos en la noticia del trasplante fecal, el intestino humano es el hábitat natural de una gran cantidad de microorganismos, principalmente bacterias pero también virus, y levaduras, que se han adaptado a la vida en las mucosas o en la luz del intestino. Este ecosistema microbiano intestinal o “microbiota” incluye especies nativas, que se adquieren al nacer y durante el primer año de vida y colonizan permanentemente el tracto intestinal, y especies variables o de tránsito, que se ingieren a través de alimentos, bebidas, etc. y cuyo paso es temporal. La mayor parte de la microbiota humana alberga en el colon y tiene un papel fundamental en el desarrollo fisiológico. En referencia a los efectos beneficiosos sobre la microbiota, es importante distinguir entre el término prebiótico y probiótico. Los probióticos influyen en la microbiota mediante bacterias vivas con capacidad de producir beneficios concretos sobre la salud del individuo, mientras que los prebióticos son sustancias no digeribles que favorecen el desarrollo y crecimiento de las bacterias beneficiosas en la luz intestinal, frente a las perjudiciales. Estas sustancias prebióticas suelen ser carbohidratos como la inulina y las oligofructosas derivadas de la inulina. Llegan al colon prácticamente sin modificación de su estructura química, pero como las bifidobacterias y otras especies de la flora autóctona tienen los enzimas metabólicos para hidrolizar los polímeros, les permite proliferar selectivamente frente a las otras bacterias perjudiciales. Algunos alimentos contienen tanto prebióticos como probióticos y se denominan simbióticos.

Algunas de las características principales de los probióticos son:

•             Deben ejercer efectos beneficiosos sobre la salud

•             Ausencia de patogeneidad y/o toxicidad

•             Resistencia a ácidos y a secreciones gástricas, biliares y pancreáticas

•             Producción de sustancias antimicrobianas(competitividad)

•             Fortalecimiento de la función barrera

•             Regulación del sistema inmune

•             Según algunos autores, debe encontrarse en una cantidad de entre 10^7-10^8ufc (unidades formadoras de colonias),  ya que si baja a 10^6 el probiótico es incapaz de ejercer su beneficio sobre la salud.

Los microorganismos más utilizados en este tipo de alimentos pertenecen a los géneros Lactobacillus, Streptococcus y Bifidobacterium, que se engloban dentro de las bacterias acido-lácticas (BAL).

Los alimentos más utilizados como prebióticos son:

-Los productos lácteos como la leche, el queso y especialmente el yogur. El yogur natural es uno de los más eficaces ya que el resto contiene jarabe de maíz de alta fructosa y edulcorantes artificiales que podrían matar a las bacterias lactobacilos y bífidus que contienen.

-El kéfir llamado también yogur búlgaro o leche kefirada, que es un producto lácteo fermentado mediante una reacción lacto-alcohólica por la cual la lactosa se transforma en ácido láctico y produce anhídrido carbónico y alcohol. La bacteria principal es Lactobacillus acidophilus. Produce leche acida o agria.

-El miso es un alimento fermentado tradicional de la cocina japonesa hecha con soja, que contiene antioxidantes y gran cantidad de bacilos prebióticos

-El chucrut típico de la cocina alemana, hecho con repollo, contiene lactobacilos, leuconostoc, y pediococcus.

Y esto es todo por hoy, a alguien le apetece comer microorganismos para cuidar nuestra microbiota? Hasta la próxima!

Compártelo ...Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *