La radiómica como herramienta para combatir el cáncer de forma eficaz

Aprovechando que recientemente asistí a una charla del profesor Sandy Napel de la Universidad de Stanford que ofreció en Barcelona sobre radiómica, me pareció que el tema merecía una entrada en nuestro blog. La radiómica, que junto a la inteligencia artificial, están cambiando el diagnóstico por imágen (radiología).

Existen muchos tipos de canceres y tratamientos. Pero algunos cánceres responden mejor a ciertos tratamientos. Así que, ¿cual es el mejor tratamiento para cada paciente? Primero de todo, debemos separar biológicamente el tipo de tumor y a partir de ahí investigar que tratamientos han respondido mejor a ese tipo de tumor. De esta forma, podemos personalizar los tratamientos de futuros pacientes.

Esta separación biológica se puede realizar a través de biomarcadores en la imágen, que son parámetros que han demostrado tener cierta relación con el desarrollo de un tipo de cáncer. La radiómica es una técnica que consiste en obtener información cuantificable a partir de imágenes médicas como la resonancia magnética, un TAC o PET. Es decir, se crea una serie de números que corresponden a ciertas características de una región de interés, como puede ser un tumor.

Flujo de trabajo en la técnica de radiómica
(Fuente: https://healthcare-in-europe.com/en/news/radiomics-on-tap-in-5-10-years.html# )

Existen muchos biomarcadores en la actualidad, pero los parámetros más utilizados en radiómica son el tamaño, la forma, valores de intensidad o medidas sobre la textura del tumor. Recordemos, que las imágenes médicas digitales, al igual que las fotos que sacamos con nuestros móviles, están compuestas por diminutos píxeles que contienen un valor numérico.

Así que dada una región de interés como un tumor, esta se aislar del resto de la imagen mediante técnicas de segmentación . A partir de aquí analizamos los valores de los píxeles que contiene (máximo, mínimo, valor medio, …) así como su volumen, forma, etc.

Todos los valores numéricos recogidos de un grupo de pacientes se analizan para distinguir entre los diferentes tipos de canceres. A partir de aquí, en combinación con la inteligencia artificial, de pueden realizar modelos que permita la predicción del mejor tratamiento para nuevos pacientes.

La radiómica es una técnica muy investigada en los últimos años y, al igual que otras técnicas llamadas –ómicas (genómica, proteómica, metabolómica, etc) buscan personalizar los tratamientos. Al no ser todas las personas iguales, tampoco deberían serlos los tratamientos, ¿no crees?

Compártelo ...Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *