Elfos que sobreviven entre nosotros

Si alguien nos contara que los elfos viven entre nosotros, no le creeríamos. Sin embargo, así es. Aunque no sabemos cuánto tiempo más vamos a poder disfrutarlos, dado que estos seres tan peculiares parecen pasar desapercibidos ante nuestros ojos y nuestras acciones…

Cuando alguien nombra la palabra elfo, nos vienen a la cabeza seres mitológicos pertenecientes al mundo de la fantasía. Sin embargo, un grupo de investigadores del Real Jardín Botánico, CSIC y de la Universidad Autónoma de Madrid, han utilizado este término para referirse a un tipo de criaturas reales, coetáneas a nosotros pero que resultan apasionantes por ser “únicas, hermosas, antiguas y eternas”. Son los ELFs (endangered living fossils) fósiles vivientes, una estirpe única que, superando infinidad de dificultades y amenazas, han sido capaces de llegar hasta nuestros días, convirtiéndose en los últimos representantes vivos de sus linajes que, sin embargo, se encuentran en la actualidad al borde de la extinción.

https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0098847219305490#!

Para poder determinar qué especies de la Península Ibérica y Baleares resultaban ser verdaderos elfos, estos investigadores seleccionaron géneros monoespecíficos de la flora que, además, cumplían los requisitos de: ser escasos o de distribución restringida, estar aislados evolutivamente y pertenecer a linajes antiguos diversificados antes de cambios ambientales dramáticos (principalmente climáticos).

Según este estudio, se considera que convivimos con al menos 5 elfos en la actualidad en la Península Ibérica y otro más en Baleares. Se determina además que, por ejemplo, Gyrocaryum oppositifolium se diversificó de sus parientes más cercanos entre el Eoceno tardío y el Mioceno temprano, es decir, entre los 20,4 y los 36,6 millones de años… Todo un récord digno de ser admirado… Sin embargo, las poblaciones de esta planta se encuentran en alto riesgo de extinción, contando con solo dos poblaciones aisladas entre sí por más de 300 Km de distancia, en algún lugar de la provincia de León y el algún lugar de la provincia de Madrid y habiendo desaparecido de la localidad sevillana en la que originalmente fue descrita la especie.

Algunos de estos admirables seres, ya se habían retratado en El Proyecto Cero de fósiles vivientes del Real Jardín Botánico de Madrid, que integra información sobre estas plantas y que además, incluye una serie de cómics que ayudan a la divulgación del conocimiento de estos taxones de alto interés para la conservación de nuestra flora. Para más información y para acceder a estos cómic, podéis hacerlo en la siguiente dirección: http://www.rjb.csic.es/especiesamenazadas/el-proyecto-home.php.

Imagen modificada de SilviaP_Design en Pixabay  y una fotografía de Gyrocaryum oppositifolium cedida por C. Acedo

Sin embargo, sin el esfuerzo necesario para asegurar su supervivencia, estos investigadores concluyen alertándonos de que si no tomamos las medidas necesarias, “el destino de nuestros elfos terminará siendo el mismo que el de aquellos personajes del libro de Tolkien: navegarán a un lugar (extinción) desde el que nunca regresarán…

Compártelo ...Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *